¿Piensas abrir un restaurante? Tal vez un Food Truck sean la opción para ti

Cuando pensamos en restaurantes, generalmente nos imaginamos un edificio amplio y fijo al que nos desplazamos para buscar un menú específico. No obstante, en la actualidad, el concepto ha variado para adaptarse a los tiempos modernos.

El ingenio y la creatividad de las personas no tiene límite, y el negocio gastronómico no es la excepción. Es así como cada día cobra más fuerza el concepto del food truck, y aquí vamos a explicarte qué es y cuáles son sus beneficios.

¿Qué es eso de los Food Trucks?

Básicamente, son furgonetas modificadas para preparar en su interior distintos tipos de alimentos y, posteriormente, venderlos al público. Aunque inicialmente se limitaban a vender comidas rápidas, gracias a su auge, hoy en día podemos encontrar desde las típicas ventas de pizzas y hamburguesas hasta opciones especializadas en comida oriental o menús veganos.

Sus inicios se remontan a principios del siglo XX en Estados Unidos, cuando los vaqueros guardaban raciones de comida en sus carretas para sobrevivir a los largos recorridos transportando ganado.

Posteriormente, fueron las panaderías y productoras de leche quienes implementaron un sistema de entrega a domicilio de sus productos para llegar directamente a las casas de sus clientes.

En nuestros días, el remanente más conocido de estos primeros camiones de comida es el famoso carrito de helados.

Las furgonetas de comida son cada vez más comunes en las plazoletas o parques de las grandes ciudades, donde se configuran como una opción interesante y accesible para los turistas, gracias a la vistosidad de sus diseños y la variedad de opciones gastronómicas que ofrecen.

¿Qué ventajas trae optar por un food truck en vez de un restaurante?

Sabiendo ya que es un food truck, a continuación, repasaremos las ventajas de optar por una furgoneta de comida en lugar de ir a un restaurante.

Movilidad

Los restaurantes tradicionales se encuentran ubicados en un un sector específico y dependen de la disponibilidad de los clientes para su éxito. Las furgonetas, en cambio, son tan funcionales como cualquier otro vehículo. Ya sea una feria familiar o un festival de música, cualquier opción es buena para captar posibles clientes.

Tener en cuenta la agenda de la ciudad te permitirá conocer de antemano los lugares estratégicos para ubicarte, así como tener una cocina equipada con hornilla, freidora y demás para poder adaptarte fácilmente a las necesidades de tu clientela potencial.

Público

Los adultos jóvenes y adolescentes son los principales clientes de estos servicios de comida. Gente que busca nuevas alternativas, experiencias distintas y lugares de tendencia.

No obstante, dado la cantidad de personas que cada vez disponen de menos tiempo para trasladarse de la casa a la oficina para almorzar, o la imposibilidad de llevar comida consigo todo el tiempo, los servicios móviles saludables y prácticos son una opción cada vez más común.

Centrarte en ofrecer opciones orgánicas, una buena atención al público y precios razonables,seguro que atraerán una clientela cada vez más numerosa y fiel.

Personal

Un establecimiento fijo debe contar con un amplio capital humano incluso desde sus comienzos: cocineros, meseros, cajeros, y otras tantas personas más son necesarias para mantener el negocio funcionando.

En una furgoneta, una persona puede encargarse de atender a los clientes y, al mismo tiempo, llevar la contabilidad. Incluso existe la opción de que el mismo cocinero entregue el pedido para garantizar la satisfacción del usuario.

Aunque, claramente, dado el éxito del negocio o la magnitud del evento, puede que se necesiten más personas. Esto es algo que puede hacerse de forma gradual y según la necesidad del momento; no siempre se tendrá que contar con demasiadas personas para garantizar el funcionamiento de este emprendimiento.

Alianzas estratégicas.

Si logras posicionarte bien en el mercado, empezarás a ganar notoriedad y eso hará que tu trabajo se recomiende por sí solo cuando las empresas piensen en contratar un servicio de catering para sus eventos.

Muchos servicios de comida solo manejan domicilios, pero no están preparados para manejar grandes entregas y menos al aire libre. Sin embargo, ese es tu campo de trabajo natural. La pulcritud y eficacia serán tu mejor carta para abrirte las puertas en el mundo empresarial. Y si la capacidad de público supera tus capacidades, siempre puedes hacer asociaciones con otros profesionales y así ampliar tu cobertura total.

Como ves, las ventajas de un food truck son amplias y con un presupuesto relativamente bajo podrías iniciar tu propio negocio. Piensa bien en el tipo de servicio que quieres ofrecer y cómo potenciarlo al máximo. Antes de cada salida, revisa el estado mecánico de la furgoneta, los utensilios de cocina y la calidad y cantidad de insumos necesarios para preparar los alimentos. Recuerda que puedes moverte y adaptarte a distintos lugares de la ciudad.

 

 

Ahora que ya sabes del food truck, la imaginación es el límite. Piensa: ¿Qué tipo de producto gastronómico podrías ofrecer? ¿A qué tipo de clientes piensas dirigirte? ¿Qué tipo de vehículo se adapta a tus necesidades? ¿Será de estilo variado o será temático?